/

“DE HIPERCOR A ERMUA. El terrorismo y sus víctimas”

 

navigate_before
navigate_next

Folleto

Hasta el 4 de agosto permaneció abierta en Santander la exposición “De Hipercor a Ermua. El terrorismo y sus víctimas”, organizada por el Centro Memorial de la Víctimas del Terrorismo y la Fundación Víctimas del Terrorismo, con la colaboración del Ayuntamiento de Santander, Agencia EFE y los diarios del Grupo Vocento, Diario Montañés y El Correo.
En total, 27 fotografías, expuestas en el Espacio Joven de la ciudad cántabra, dedicadas a las víctimas del terrorismo de ETA en Cantabria y en otros atentados, además de un panel con los nombres y apellidos de las 23 víctimas de ETA vinculadas a la región, imágenes de atentados de la banda terrorista y un espacio de documentación con portadas de prensa de la época.
Como hechos principales de la exposición: el atentado de Hipercor, el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco y la huella del terrorismo en Cantabria.
De Hipercor a Ermua
En 2017 se cumplen treinta años de los atentados más sangrientos de ETA, en el centro comercial Hipercor de Barcelona, donde se registraron 21 muertos y 45 heridos, y en la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza, donde la banda terrorista dejó un siniestro balance de 11 muertos y 88 heridos.
Atentados que inician el principio del declive de ETA y su trama política durante una larga década que culminó en 1997 con el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, concejal del Partido Popular en la localidad vizcaína de Ermua. La respuesta ciudadana a este crimen supuso un hito con el nacimiento del “espíritu de Ermua”.
Además, Cantabria también sufrió los efectos de ETA, con decenas de atentados, dos de ellos con víctimas mortales. El primero, y más sangriento, en 1992 en el popular barrio santanderino de La Albericia, del que ahora se cumplen 25 años. Fue el 19 de febrero, cuando la explosión de un coche-bomba al paso de una furgoneta de la Policía Nacional dejó como balance tres víctimas mortales y diecinueve heridos.
Lista negra de víctimas en Cantabria que se cierra con el brigada del Ejército de Tierra, Luis Conde de la Cruz, víctima mortal de la explosión de un coche-bomba de ETA, el 22 de septiembre de 2008, frente al Patronato Militar Virgen del Puerto de Santoña, localidad en la que pasaba sus vacaciones.
En total, son 23 las víctimas mortales causadas de ETA vinculadas a Cantabria.
También en Santoña y Torrelavega
Finalizado el periodo de exposición en la capital cántabra, la muestra se trasladó al Palacio de Manzanedo de Santoña, precisamente cuando se cumplía el noveno aniversario del reseñado asesinato del brigada del Ejército de Tierra, Luis Conde de la Cruz.
Allí permaneció abierta hasta el 31 de agosto, para a continuación trasladarse a Torrelavega, donde estuvo expuesta durante la segunda quincena de septiembre.

 

mecenas