/

ETA y otras bandas terroristas españolas en el archivo de la STASI

ETA y otras bandas terroristas españolas en el archivo de la STASI
  • Autor: Ibon Zubiaur.
  • Fecha: 2018.

En 2018, y por encargo de la Fundación Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo (FCMVT), tuve ocasión de consultar toda la documentación relacionada con bandas terroristas españolas conservada en el archivo del antiguo Ministerio para la Seguridad del Estado de la República Democrática Alemana, el anómalo país surgido de la Guerra Fría en la Zona de Ocupación Soviética que se desmoronó tras la caída del Muro de Berlín en 1989.
El material que gestiona en Berlín el Comisionado para los Archivos de la Seguridad del Estado de la antigua RDA (BStU) constituye un caso singular, ya que permite al investigador acceder a documentos de un servicio secreto operativo entre 1950 y 1990 (año de la disolución de la RDA) que en la mayoría de los países difícilmente serían desclasificados. Y aunque la escasa relación entre la RDA y España no permitía augurar grandes hallazgos, lo cierto es que la documentación sobre terrorismo español en el archivo de la antigua Seguridad del Estado (en adelante Stasi, según el popular acrónimo en alemán de Staatssicherheit) ascendía a más de diez mil páginas, si bien la mayoría de ellas eran notas y fotocopias de prensa. De todo este material, y de acuerdo con la dirección de la FCMVT, se obtuvo copia escaneada de un total de 1.162 páginas repartidas en 75 carpetas. Pero dada su dispersión y la dificultad de interpretarlo sin un conocimiento previo del contexto en que operaba la Stasi, se consideró oportuno elaborar este informe analítico para presentar los hallazgos más relevantes que encierra, en un estilo medianamente accesible. El grueso de las hipótesis interpretativas que se avanzan para completar las lagunas que dejan las actas fueron contrastadas en charlas con el investigador del archivo que acompañó esta investigación, Christian Schwack, así como con los historiadores José M. Faraldo, Tobias Wunschik, Gaizka Fernández Soldevilla y Florencio Domínguez, a quienes deseo expresar aquí mi gratitud.
Berlín, septiembre de 2018

Ver Libro

noticias