La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y la alcaldesa de la capital, Ana Botella, colocaron juntas una corona de laurel en la placa conmemorativa del 11M que hay en la fachada de la Real Casa de Correos, en la Puerta del Sol, en un homenaje solemne a las víctimas.

Aguirre y Botella depositaron la corona seguidas de los cuatro portavoces de los grupos parlamentarios en la Asamblea de Madrid: Íñigo Henríquez de Luna (PP), Tomás Gómez (PSOE), Gregorio Gordo (IU) y Luis de Velasco (UPyD). En representación de las víctimas, asistieron Ángeles Domínguez, de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11M, y Ángeles Pedraza, de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

Descargar