“Quice años después”, por Marimar Blanco.

“Estamos legal y moralmente obligados a defender un relato con víctimas y verdugos, con vencedores y vencidos, sin equidistancias ni ambigüedades que puedan confundir a las futuras generaciones”.

Descargar