Durante el pasado verano, la banda terrorista ETA ha trasladado a sus bases y a distintas organizaciones de la izquierda abertzale un documento en el que somete a consulta y debate la creación de una asociación o fundación de víctimas del “terrorismo de Estado” que pretenden obtenga financiación del propio Gobierno vasco.

El objetivo de los ideólogos etarras es tomar una decisión definitiva al respecto durante este otoño y anunciar la creación de la asociación o fundación el próximo 10 de diciembre, coincidiendo con el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Pero ¿por qué ETA quiere en estos momentos crear una asociación o fundación de víctimas del “terrorismo de
Estado”? La respuesta está muy clara en sus documentos y en su estrategia de negociación con el Estado Español.

Su intención, como se demostrará más adelante en este reportaje, es equiparar a sus “víctimas” con las que ellos mismos han generado a lo largo de los últimos 50 años, a los que aluden como “damnificados del conflicto”, que suman cerca de 9.000, de los cuales casi 900 son muertos.

Descargar