Naiara tenía 15 años cuando le arrebataron a su padre, Manuel Zamarreño, concejal del partido popular en la localidad guipuzcoana de Rentería. la mañana del 25 de junio de 1998, Manuel salió de su domicilio y nunca más volvió a ver a su mujer y a sus hijos. cuando regresaba de comprar el pan, un comando de eta hizo explotar una bomba colocada en una moto. Manuel murió en el acto y su escolta, el ertzaina Juan María Quintana, resultó herido. Esta era la crónica de una muerte anunciada.

LEER MÁS