Era una buena persona. Ha muerto haciendo lo que más le gustaba, que era viajar”, dijo Iván Conde pocas horas después de que ETA asesinara a su padre, el brigada Luis Conde de la Cruz. El joven Iván, de 24 años, también militar y alumno de la Academia de Artillería de Segovia, a la que pertenecía su padre, pidió al Gobierno que actúe para acabar con el terrorismo: “A ver si se puede parar esto y que dejen de morir personas inocentes” .

ETA asesinó a la 1.00 de la madrugada del pasado 22 de septiembre al brigada del Ejército de Tierra Luis Conde de la Cruz, de 45 años, en la localidad cántabra de Santoña. Un coche bomba trasladado desde Francia hizo explosión minutos después de que la DYA de San Sebastián recibiera una llamada de aviso en nombre de los terroristas.

Era el tercer coche bomba que ETA colocaba en apenas 24 horas, en un fin de semana lleno de sobresaltos. La explosión se produjo en la calle Almirante Carrero Blanco del municipio cántabro, cerca del Patronato Militar Virgen del Puerto, una academia de formación de miembros del Ejército.

Descargar